martes, 12 de enero de 2016

Valencia CF, así aun no podemos.

¿Qué le pasa al Valencia CF?

Son muchos los periodistas que han dado en el clavo, que Nuno y Mendes no han creado un proyecto ganador. Y después de 25 años de visionado futbolístico, lo puedo reafirmar y asegurar con toda la autoridad que mis humildes ojos me conceden.

El Valencia es un equipo de media tabla. No debería serlo, pero lo es. Lo he visto muchas veces, plantillas que tienen buenos jugadores y algunos de talla mundial (André Gomes, Mustafi y Diego Alves) y los combinan con jugadores de perfil bajo. Y este es el primer requisito de un equipo grande, de 22 jugadores, nadie puede ser de perfil bajo. ¿Alguien imagina a algún jugador del Real Madrid en segunda división?, o del Atlético de Madrid si prefieren algo más cercano. Sin embargo para mí es fácil imaginar a Barragán, Piatti, Vezo, Javi Fuego (este año entró en declive) o a Santi Mina (le quedan aún dos años antes de estar para un Valencia) jugar en equipos de segunda.

Nos hemos debilitado, pero… no es el fin. Es más, me recuerda enormemente al tiempo que vivimos antes de la era del Piojo y Mendieta. Cuando Romario nos dejaba e íbamos sin rumbo fijo. Cuando nos crecimos con aquel segundo puesto de Mjatovic team y pasamos años vacíos hasta aquella Copa Intertoto.

Ser del Valencia no es fácil. Somos día y noche que se alternan sin parar en los atardeceres. 



jueves, 21 de agosto de 2014

El problema de Casillas

El problema de Iker Casillas

Iker, ese portero que llevo viendo desde su debut. He sido testigo de toda su evolución, de sus éxitos y fracasos. Un servidor lleva viendo demasiado fútbol encima desde Italia 90 como para no tener una opinión sobre el tema de moda.
De todo lo que se ha publicado: problemas de pareja, con Mourinho, con Diego… me extraña mucho que no he leído nunca que el problema de verdad es el brazalete de capitán.
Iker tiene una personalidad excelente, un hombre cercano, amable, simpático. ¿Puede ser capitán? Sí, ¿puede ser capitán de este Madrid? No. Un Madrid repleto de egos de superestrella no es manejable por Iker. Eso es lo que vio Mou o Carlo, porque esos egos no son manejables por cualquiera. Iker ha visto como su peso ha ido reduciéndose con cada fichaje, como Cristiano crecía como líder e incluso Ramos le superaba en esa faceta. Yo he sido capitán en mi etapa de jugador, a pequeña escala ya sentía el peso que conlleva y la responsabilidad de ser la voz cantante de un vestuario. Sintiéndolo mucho por el bueno de Iker, también sé lo que es que no te escuchen y el golpe que significa.

Casillas sería mucho mejor jugador si le quitaran el brazalete, si se centrara solamente en lo suyo. Puede que ya sea tarde, que el error fuera la marcha de Raúl un año antes de tiempo. Pero al periodismo en general se lo digo, dejen ya de especular y digan las cosas por su nombre. El problema es de vestuario, arréglenlo o dejen que se marche como merece. Que se marche como el mejor portero que ha tenido el Madrid.


lunes, 3 de marzo de 2014

Valencia CF en este día de Marzo.

Valencia CF en este día de Marzo.

No quiero que se me tilde de oportunista, la primera derrota de Pizzi nada tiene que ver con un entrenador del cual se ven mimbres de ganador. Pero sí que voy a criticar parte de este Valencia, en concreto a algunos de sus jugadores.
Hacer sobre todo hincapié en un aspecto fundamental a la hora de formar un equipo campeón, “la cabeza”. La mentalidad de un jugador de primer nivel es diferente, en el Barcelona o Madrid fichan mirando este aspecto, el jugador que es capaz de no agobiarse cuando dos o tres jugadores le rodean, que es capaz de tomar una decisión acertada en un momento crítico, que no pierde su posición, que es capaz de hacer su papel sin la ayuda de nadie, etc.

Feghouli: Empiezo con el caso que más me llama la atención. Hablamos de un chico que es todo intención, no se puede poner en duda su capacidad de trabajo y su movilidad en banda derecha, pero hay algo que me escama. “Soso” Feghouli es el jugador junto a Barragán que más balones pierde, el 70% de sus decisiones son erróneas, imprecisión en el pase, en el centro, en el tiro, o su falta de colocación defensiva cuando está desmotivado.
El argelino podría ser mil veces mejor jugador, y si un equipo como el Valencia, aspira a lo más alto, no puede permitirse el lujo de esperar que este jugador aprenda tan lentamente, e incluso se le ve peor conforme pasan los años. A veces, y partidos contados, me sorprende con algún arranque de genialidad, un regate, un tiro… pero, ¿por qué tengo la sensación que le sale de suerte? Ese regustillo amargo que deja tras sus acciones no lo deja un jugador de nivel alto. Con Feghouli hablamos de un jugador de mitad tabla bajo.

Barragán: Es alto, aceptable nivel técnico, atléticamente bueno… entonces por qué no es mejor se preguntaran todos los aficionados.
La respuesta siempre reside en la cabeza. Barragán viene de una época que los filiales solo fichaban jugadores físicos por la filosofía de “si el físico ya lo tiene, puedo enseñar lo demás” (mientras el Barça en la sombra trabajaba en sentido contrario y he ahí el resultado). No puedo negar que el físico es importante, pero la mentalidad es algo que no se enseña, o mejor dicho, no se puede enseñar. Barragán es víctima de esta política de los 90’ donde el futbol físico casi acaba con los mediapuntas.
El chico siempre juega tenso, ni Depor ni Liverpool pudieron sacarle el potencial, ni vieron en él una mentalidad ganadora. Sus fallos son claros, se agobia cuando le presionan, sus centros son imprecisos, no es difícil de regatear, su colocación defensiva deja que desear y sus decisiones son el 50% de las veces erróneas. Si mejorara la defensa tan solo…
Ojo, personalmente me gusta, pero aun no es jugador para Valencia, jugador de mitad tabla bajo.

Michel: Cuando mejor lo he visto jugar fue los primeros partidos con Djukic, más retrasado y con menos responsabilidad en el juego. Tiene un tiro lejano de primer nivel, como Gerrard o Lampard, y esto puede sonar a broma, pero quien tenga dudas solo debe mirar algún video de sus disparos.
Pero estamos en lo mismo, no puede perder tantos balones, ni hacer pases tan mediocres, no puede descuidar su resistencia. Se imaginan a Michel corriendo 90 minutos, pasando un escalón mejor… hablaríamos de un jugador de gran nivel y con un tiro lejano poderoso.
Yo de Pizzi lo tendría todo el día en el gimnasio y corriendo, y con balón solo rondos. Me gustaría pensar que sus fallas son puramente técnicas, pero creo que son de cabeza y eso no tiene remedio. Espero equivocarme. El nivel de Michel es equipo de descenso ahora mismo.

Tres jugadores muy jóvenes, con cualidades interesantes, pero con una mentalidad no apta para equipos grandes. Espero que Pizzi les muestre el camino para ser mejores, y si no se da el caso, el camino de salida muy a mi pesar.


PD: Parejo era un jugador que no me gustaba y tenía los problemas de estos tres jugadores. Pero cambió, y ahora reconozco que está a un nivel de jugador UEFA. Si él cambió, otros pueden.